Admitting our ignorance: unexpected earthquakes under the magnifying glass – Reportaje

In addictions the first and toughest step is admitting our fault. The same applies in science: assuming our ignorance pushes us beyond the starting line, ready to delve into the unknown. So when in May 12th, 2008 a devastating earthquake struck the Sichuan province in Southwest China -labeled as ‘moderately quiet’ in terms of seismicity-, it caught scientists by surprise and they had to admit their lack of understanding of seismic hazard in continental interiors.

But when an earthquake kills more than 80 000 people and inflicts economic loss exceeding 100 billion dollars (an amount larger than the GDP of two out of three countries in the world), assuming responsibility does not suffice.

Different snapshots of the damage caused by the great Sichuan earthquake, May 12th, 2008 (7).

Different snapshots of the damage caused by the great Sichuan earthquake, May 12th, 20087.

Lee el resto de esta entrada

Restos de metralla en Nepal

Tic, tac, tic, tac, tic, tac… Vivimos sobre una gran bomba de relojería llamada Tierra, que de cuando en cuando nos sacude sin previo aviso con un violento temblor. La amenaza no afecta a todo el planeta por igual, y hoy sabemos que hay sitios más proclives a sufrir grandes terremotos destructivos.

Uno de esos lugares es el Himalaya, donde el descomunal choque de trenes entre la India y Asia levanta la majestuosa cordillera a base de pico, pala y explosivos. O dicho de otra forma: la península india se mete poco a poco bajo Asia, que se arruga y eleva hacia el cielo, mediante una incansable labor de zapa en la que cada arreón produce un terremoto devastador en la zona. Así ha pasado durante milenios, así pasó en 1897, 1905, 1934 y 1950…

Figura del artículo publicado en Nature Geoscience donde se muestran los grandes terremotos históricos en el frente del Himalaya

Figura del artículo publicado en Nature Geoscience donde se muestran los grandes terremotos históricos en el frente del Himalaya (Sapkota et al., 2012)

…y así se espera que pase también en un futuro próximo. Lee el resto de esta entrada

Up in the air

Disculpas para quienes empiecen a leer pensando en mi último encuentro con George Clooney o en la película cuyo título tomo para este post, pero la cosa no va por ahí…

Y es que nada mejor para escapar de la letanía del sorteo navideño y las aglomeraciones comerciales que perderse unas horas en la naturaleza. O sí: buena compañía y un fantástico mar de nubes para disfrutar todo el día.

¡Por allí resopla!...

¡Por allí resopla!…

Lee el resto de esta entrada

Silent surprise: unveiling the secrets of a breaking-record earthquake

Some Earth secrets lie hidden underneath the oceans...

Some Earth secrets lie hidden underneath the oceans…

On April 11, 2012 a massive submarine earthquake ruptured the Indian Ocean floor. Despite public unawareness, it shook seismologists. This silent creature made it to the top ten largest events ever measured and broke three long-standing world records: fastest oceanic rupture, largest strike-slip earthquake –where blocks at both sides of the fault move horizontally, as in the San Andreas fault in California–, and largest intraplate event –those occurring inside the rigid plates that tile the outer shell of the Earth, instead of at the plate boundaries, where most earthquakes happen–. Seven recent articles in ScienceNature, and Geophysical Research Letters unveil some of its secrets. Lee el resto de esta entrada

ProcrastiNatura: cuando el principio es más de la mitad

¿Esperando a la cuesta de enero para ponerte a correr o a Nochevieja para fumar el último cigarrillo? ¿O quizá a la primavera para hacer eso que siempre pospones?

No desesperes, ya decían los clásicos desde Hesíodo en Grecia que quien empieza tiene la mitad hecha (“dimidium facti, qui coepit, habet”, como recoge Horacio).  Además no estás sol@: hasta mamá Naturaleza es una pertinaz procrastinadora. Y no es un insulto: procrastinar (del latín procrastinare, de ‘hacia delante’ –pro– y ‘mañana’ –cras-) no es más que el ¿arte? de aplazar algo indefinidamente, tal y como much@s hacemos a diario. Lee el resto de esta entrada