Archivo del sitio

La ciencia a escena – Reportaje

Un concurso internacional de monólogos científicos de tres minutos irrumpe en España como nueva forma de acercar la ciencia al público


Lee el resto de esta entrada

Tras la tormenta

Diez segundos y trescientos cadáveres. Hace cuatro años el terremoto de L’Aquila (Italia) segó 309 vidas. No fue muy grande -apenas 10 km de largo frente a 400 km del de Japón en 2011-, ni muy mortífero -el de Alhucemas de 2004, de igual tamaño, mató más del doble de personas, y ambas cifras palidecen frente a los 200 000 de Haití en 2010-. Pero la tormenta que desató en la sociedad, comunidad científica y prensa mundial arreció hasta el pasado octubre, cuando se publicó la sentencia condenatoria para seis científicos y un funcionario gubernamental por su deficiente asesoramiento y comunicación del riesgo a la población en las horas previas a la tragedia. Ahora que va escampando (apelaciones mediante) debemos mirar con calma y aprender de nuestros errores. Porque hubo muchos, y de muchas personas.

Daños producidos por el terremoto de L'Aquila de 2009 en la población de Onna. Crédito: REUTERS/Max Rossi.

Daños producidos por el terremoto de L’Aquila de 2009 en la población de Onna. Crédito: REUTERS/Max Rossi.

Lee el resto de esta entrada

Entre el cielo y la tierra: comunicar ciencia

El mes pasado Pedro Duque, astronauta de la Agencia Espacial Europea, publicó una reflexión en El País donde se preguntaba por qué no se apoya el proyecto Don Quijote, destinado a desviar un posible asteroide cuya trayectoria y tamaño representen un peligro para el planeta. Duque comparaba nuestros conocimientos sobre terremotos y asteroides, y concluía que la falta de apoyos se debía quizá a que “la gente no concibe que podamos influir en las cosas del cielo”.

Al margen de mi admiración por la investigación aeroespacial me gustaría dejar aquí una respuesta alternativa. Lee el resto de esta entrada